Frank, estudiante en París de administración de empresas, vuelve a casa de sus padres para hacer una práctica en el departamento de recursos humanos de la fábrica en que su padre lleva de obrero 30 años. Con sus conocimientos debe llevar adelante un estudio para la implantación de una jornada de trabajo de 35 horas, sin embargo, en el camino se dará cuenta que su estudio será una escusa para realizar una reestructuración que contempla el despido de numerosos trabajadores entre ellos su padre.

Temas de reflexión: utilización enmascarada de los estudios laborales, inserción de jóvenes profesionales en las empresas, pérdida de confianza en las relaciones laborales, lealtades al interior de las organizaciones.