Para descubrir en San Telmo una prolija selección de pintura argentina impresionista de principios del siglo pasado, podemos ingresar en la Galería de Anticuarios de Defensa 832.

Allí podemos encontrar obra de artistas consagrados como Alfredo Lazzari, el pintor de La Boca que fue maestro del célebre Quinquela Martín y de otro referente de la popular barriada, como José Luis Menghi, discípulo de Fortunato Lacámera.

También está presente la obra de Luis Cordiviola, consagrado pintor impresionista, especialista de contraluces y animalista que pintaba sus paisajes en Tanti, Córdoba. Nunca están ausentes las pinturas de David Heynemann, maestro que se especializó en reproducir paisajes de la ciudad de Buenos Aires, que obtuvo importantes premios y cuyas obras figuran en los principales museos de la ciudad y del interior.

Entre otros maestros del impresionismo argentino puede preciarse la obra de Tomás Di Taranto, Cayetano Donnis, Pedro Roca y Marsal, Roberto Rossi, Páez Osmán, Alejandro Lanoel y Enrique Rodríguez. Como representantes del impresionismo clásico contemporáneo, podemos encontrar la obra de Eduardo Malara, Heriberto Montoya Ortíz y Elena Frías. Todas las pinturas se exhiben con impecables marcos dorados a la hoja.