Muy cerca de la emblemática Plaza Dorrego en el antiguo barrio de San Telmo, en Defensa 832, entre Independencia y Pasaje Giuffra, detrás de una antigua fachada, con una entrada utilizada en el pasado para el ingreso de carruajes, se ingresa a una galería de anticuarios distribuidos en una generosa diversidad de puestos, donde podemos descubrir una variedad de atractivos objetos con ofertas disponibles para todos los presupuestos. Los puesteros exhiben no solamente antigüedades, objetos de arte y objetos de colección, también cristalería, vajilla del bisabuelo y arañas. Hay además libros de época, alhajas, numismática, diarios y revistas antiguos, reproducción de láminas, retratos y fotos de famosas, letras de tangos, colección de azulejos, retro vintage y hasta pintura argentina impresionista de principios del siglo pasado, que despiertan el interés de argentinos y extranjeros.